El TS establece que los radares móviles de tráfico que realizan la medición de la velocidad desde una ubicación fija, en trípodes o en coches parados, tienen un margen de error del 5% y no del 7%, por lo que atribuye a este tipo de dispositivos el mismo porcentaje que a los fijos

Se impugna sentencia que condenó al ahora recurrente como autor del delito del art. 379.1 CP, al declararse acreditado que conducía a una velocidad de 214 Km/h por un autopista, alegándose la existencia del margen de error del 7% que, para los cinemómetros móviles, establecen las Órdenes Ministeriales ITC 3699/2006 y 3123/2010.

Se centra por tanto el litigio en la controversia en este caso en el margen de error aplicable al radar que detectó el exceso de velocidad denunciado y que conllevaba que dicha infracción tuviera relevancia penal, transcendiendo del ámbito administrativo.

La Sala parte de que las precitadas Órdenes Ministeriales reguladoras de los aparatos de medición distinguen entre instrumentos de medición fijos o móviles, a los que asignan un distinto margen de error en sus mediciones, y de que tal diferencia radica en la distinta ubicación y función que realizan; concretamente, se asigna un margen de error de un 5% para los fijos y un 7% para los móviles.

Por su ubicación, se consideran que tienen la consideración de fijos los instalados en elementos inmuebles con carácter permanente; mientras que los móviles son aquellos que, para la efectuar las mediciones, son trasladados de un lugar a otro.

Además, dentro de los móviles se distingue entre móviles en sentido estricto, dispuestos para la medición en movimiento, y aquellos otros que, además de la movilidad, por ser trasladables, desarrollan su función de medición en situación de parados, bien sea sobre trípodes o en un vehículo parado. Estos últimos son los denominados estáticos, a los que se atribuye el mismo margen de error de los fijos.

Por tanto, si, como ocurre en este caso, el aparato de medición, cinemómetro, es empleado desde una ubicación fija, esto es sin movimiento, ya sea fijo o estático, el margen de error será siempre del 5%. Esto es porque la medición de la velocidad desde un radar fijo o desde una instalación sin movimiento, supone un menor margen de error que la medición realizada desde un dispositivo en movimiento.

 

Fuente. Elderecho.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *