El CGPJ inicia el diseño de las pruebas de acceso a la nueva especialidad en materia de violencia sobre la mujer

El 43,4% de los conductores fallecidos en 2018 había consumido alcohol, drogas o psicofármacos
junio 30, 2019
El Supremo valida poder renunciar a la paternidad de un hijo no biológico si la pareja se separa
agosto 4, 2019

CGPJ.- La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial, a propuesta de las vocales Ángeles Carmona y Carmen Llombart, ha acordado crear un grupo de trabajo cuya función será poner en marcha las pruebas de especialización en materia de violencia sobre la mujer a las que se refiere la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) tras la reforma aprobada en diciembre de 2018.

El grupo de trabajo estará integrado por Carmona y Llombart, presidenta y vocal, respectivamente, del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, así como por el director de la Escuela Judicial, Jorge Jiménez, y por una letrada del órgano de gobierno de los jueces.

El objeto de este grupo de trabajo será elaborar un borrador de las bases de convocatoria de las pruebas de especialización en materia de violencia sobre la mujer y, en su caso, redactar también un borrador de proyecto de reglamento que incluya las previsiones legales sobre las pruebas de la nueva especialización.

Tras su reforma, la LOPJ prevé, entre otras medidas urgentes dirigidas al cumplimiento del Pacto de Estado contra la violencia machista aprobado en 2017, la especialización de los jueces y magistrados que sirven en determinados órganos judiciales con competencia en materia de violencia sobre la mujer.

La especialización implica la superación de pruebas específicas por parte de los jueces y juezas interesados en ocupar este tipo de plazas, análogas a las que se realizan, por ejemplo, en áreas como mercantil o menores. De este modo, los miembros de la Carrera Judicial que superen dichas pruebas obtendrán el nombramiento de magistrados o magistradas especialistas en violencia sobre la mujer y tendrán preferencia en la provisión de plazas en los juzgados de violencia sobre la mujer y en las secciones especializadas de las audiencias provinciales.

La superación de estas pruebas específicas garantizará la adquisición de conocimientos multidisciplinares que acercarán a los jueces y magistrados a esta compleja temática y, asimismo, a la realidad social en la que se encuadran los actos de violencia contra la mujer en sus distintas formas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *